El Queso Cheddar NAVARRO es elaborado a la usanza inglesa que a diferencia de la americana mantiene su color blanco marfil ya que no contiene colorantes. Puede ser madurado, lo que cambia consideradamente su sabor, textura y color.

Un Queso Cheddar joven, menor a 3 meses, es de un gusto suave y aterciopelado, y de pasta tierna. Al madurar, su sabor tiende a ser ligeramente astringente, su aroma más intenso, su pasta más suave, llegando a ser cremosa y de tonos amarillos. Se caracteriza por fundir con facilidad y gratinar uniformemente con un tostado medio.

El Queso Cheddar NAVARRO es apreciado por su versatilidad, ya que se puede utilizar como botana, fundido, gratinado o como ingrediente. Es un elemento básico en la gastronomía regional, nacional e internacional.

Se puede consumir en frío, simplemente cubicado o en alguna preparación. El sabor del Queso Cheddar NAVARRO se percibe totalmente diferente, como en la mayoría de los quesos, cuando se consume en frío o ya fundido.

Su capacidad de fundido y de gratinar son las más apreciadas, ya que tiene la consistencia para formar hebra, sin escurrirse, dora, dándoles a los platillos un acompañamiento con toques salados, butíricos, ideal para mariscos, pastas y pizzas. Es adecuado para hacer fondues, salsas, aderezos y hasta postres.

Es un buen acompañamiento sin que su sabor pierda presencia al combinarse con salsas o ingredientes fuertes, aunque conforme se va madurando pasa a ser protagonista o en buena manera el ingrediente que define el sabor del platillo.