El queso Prima Donna se madura, como el bueno vino, hasta que llega a su perfecto sabor. Por esta razón no existe un tiempo definido de maduración, más hasta que llega a su perfil particular de sabor. Durante éste periodo de maduración, existen dos variedades que se identifican como únicas de sabor: Fino (Azul) y Maduro (Rojo), cada uno ofreciendo una sensación y sabor únicos. En el queso Prima Donna, pequeños “puntos blancos” brotan durante el proceso de maduración. Especialmente en versiones más maduras como el Maduro, estos “cristales” son el símbolo de su perfecta maduración y sabor único. Maride un queso Prima Donna con vino rojos como Cabernet Sauvignon, Syrah o Zinfandel. Usos: Ideal para compartir así como para mezclar frío o caliente en ensaladas, carpaccio, pastas, pizzas, entre otros.